21 de febrero de 2018

¿Quién quiere ser millonario?

Kakeibo: el método japonés para engrosar la cartera de la dama y el bolsillo del caballero

Por: Agostina Simionato

Ahorrar suele ser un objetivo en cada año que comienza, pero también resulta un problema. Entre las fiestas y las vacaciones, nuestros números están en rojo y para hacerlos pasar al bordó, ¡empiezan las clases! Pero a no desesperar porque para nuestra tranquilidad, los japoneses inventaron el “Kakeibo”, un sistema de contabilidad doméstica que nos permite controlar nuestros gastos y ahorrar.

El Kakeibo (se pronuncia kakebo), es un libro de cuentas nipón creado por Motoko Hani en 1904, con el propósito de ayudar a las mujeres a gestionar las finanzas del hogar. No es tan machista como suena, su fin no era únicamente contralar los gastos hogareños sino también darle poderío económico al género femenino, ya que el dinero de las féminas dependía solamente de su capacidad de ahorro.

¿Cómo funciona?

Se trata de anotar al principio de cada mes los ingresos y los gastos fijos: el alquiler, los servicios, el seguro del auto, la obra social, etc. De esta manera vamos a saber cuanta plata disponemos para el resto de los gastos. A su vez, cada vez que hagamos una compra o paguemos algo, debemos agregarlo al día y a la categoría que corresponda: supervivencia, ocio y vicios, cultura y extras.

El libro también posee una columna para anotar los ingresos extras, como puede ser un regalo en papel moneda o que le pegamos a un número en la Quiniela. Y otra para anotar los objetivos del mes, como, por ejemplo: cuánto dinero queremos ahorrar, alguna cosa que nos queramos comprar, gastar menos plata en cerveza, o lo que fuera.

El truco está en hacer las cuentas TODOS los días y no dejar de anotar NINGÚN gasto, por mínimo que parezca. De esta manera vamos a saber cuáles son los consumos de los que podemos prescindir.

Un dato importante: no es necesario comprar el libro ya que existen Apps que nos pueden dar una mano: Kakeibo (disponible para Android) y Zoe´s Kakemoney (Android e iOS). Si sos de los que prefieren llevar las cuentas en papel, podes descargar las plantillas de internet. Existen desde versiones básicas en Excel hasta algunas con diseño que vas a encontrar en Pinterest.

Y ahora sí… ¡A darle de comer al chanchito!

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios